Conoce a @ainhoa.tres21 y a su familia

Conoce a @ainhoa.tres21 y asu familia, originarios de México. 

“Ainhoa es nuestra mayor felicidad, es maravillosa en todo sentido. Damos gracias a la vida por colocarnos en su camino”


Somos originarios de Xalapa Veracruz y actualmente radicamos en la Ciudad de México. Cuando nos enteramos que estaba embarazada fue una sorpresa, si lo teníamos en nuestros planes pero del año siguiente.

En ese entonces vivíamos en el puerto de Veracruz, al quinto mes nos enteramos que esperábamos una niña a la cual decidimos llamar Ainhoa.

Ya nos moríamos por conocerla. Ainhoa es un nombre de origen vasco, su significado es el de “María”, ya que el nombre hace referencia al de una virgen del país Vasco que lleva este mismo nombre y que se asemeja a la madre de Dios.

Todo el embarazo fue sumamente tranquilo y según los médicos todo estaba normal y en orden. En el octavo mes a mi esposo le proponen cambiar de trabajo a la Ciudad de México, es aceptado y decidimos mudarnos.

Teníamos planeado yo pasar el periodo de incapacidad en Veracruz en casa de mis padres en lo que mi esposo adecuaba todo para nosotras después alcanzarlo.

El día de la mudanza fue muy nostálgico, pues pasamos muy buenos años en donde vivíamos. Llegamos  a casa de mis papas y en la madrugada yo comencé a romper fuente pero no estábamos seguros de que era eso hasta que el medico de mi hermana, quien había tenido a su bebé hace un mes exactamente, nos confirmó que sí lo era.

Como no teníamos planeado que @ainhoa.tres21 naciera en esa ciudad nos pusimos sumamente nerviosos a correr por toda la casa como en las películas.

A hacer maleta, ver quien iba a atender mi parto, papeles, en fin todo lo que creímos necesario en ese momento.

Al llegar al hospital me dicen que el parto tendría que ser por cesárea porque venía sentada, creo eran más los nervios o la emoción que tenía por saber que ya la iba a conocer que ni sentí el momento en el cual me aplicaron la anestesia.

@ainhoa.tres21 recién nacida

Todo fue muy rápido, el momento de conocerla fue mágico.

Era muy pequeñita, de mejillas rosas y labios extremadamente rojos y mucho cabello, en ese instante me enamore de ella.

Mi esposo estaba con ella y todo era felicidad. Para mi había algo ahí. La vi y note algo extraño en sus ojos, me parecían muy rasgados.

Algo empezó a inquietarme y pregunte a los médicos si todo estaba bien. Ellos contestaron que sí, que era una niña muy sana, y yo me tranquilice en ese momento. Me pasaron a cuarto y luego llego ella junto con mi esposo.

Yo estaba muy feliz, aun así había algo que yo notaba diferente en ella. Pensé que solo era porque aún estaba hinchada.

Al día siguiente el pediatra entro a ver como estábamos y a darnos indicaciones, también nos comentó que tenían la sospecha de que pudiera tener síndrome de Down, por lo cual me recomendaba que se le hiciera un cariotipo lo antes posible.

La noticia nos dejó un poco sorprendidos, preocupados y con angustia porque si bien habíamos escuchado del tema lo cierto era que no sabíamos nada al respecto.

Mi esposo se fue a la Ciudad de México porque ya lo esperaban en el nuevo trabajo, yo me quede en casa de mis papas. Se le realizó el estudio y el genetista nos dijo que habría que esperar todo un mes para saber si efectivamente tenia síndrome de Down.

Los días pasaron y empezamos a conocer y a enamorarnos más de nuestra bebe.  @ainhoa.tres21  era una bebé muy tranquila y se ganaba el cariño de todas las personas que la conocían. También queríamos que ese resultado fuera negativo, pero fuera lo que fuera no dejaríamos de amarla.

Aunque estábamos mentalizados de que no importaba cual fuera el resultado, la noticia fue bastante dura.

El día que recibí los resultados me acompañaban mi mama y mis suegros y no pudimos evitar llorar.

La verdad sentí miedo, me hice muchas preguntas, cuestione a Dios, a la vida. Me preguntaba que había hecho mal. No sabía qué hacer, en ese momento tenía la cabeza hecha un lio y no sabía que iba a suceder.

Tome el teléfono y le informe a mi esposo sobre el resultado, él también se sorprendió. Lloro, pero me dijo que todo iba a estar bien y que siempre siempre íbamos a estar con ella, pasara lo que pasara siempre estaríamos juntos para amarla y sacarla adelante.”

Nuestras familias también nos ofrecieron todo su apoyo, conocimientos (porque son maestros y han trabajado con niños con capacidades diferentes) y todo su amor. Creo que eso es lo que me dio la fuerza para levantarme y seguir adelante.

 

Mis suegros y una tía todos ellos son maestros, ya jubilados.

A lo largo de su carrera han tratado a niños con diversas discapacidades tanto físicas como intelectuales. Es por eso que me han platicado como fueron sus experiencias con niños, sus capacidades, sus alcances. Me dijeron que son niños maravillosos y que no tenía por qué temer de nada, que saldríamos adelante.

Me ofrecieron vincularme con sus colegas los cuales tienen estudios y experiencia en educación especial. De hecho me llevaron a una fundación para niños con SD, ahí platique con una psicóloga que me hizo sentir realmente bien, con esperanzas, con motivación.

Cuando mi esposo encontró casa en la Ciudad de México, se dio a la tarea de buscar un lugar en donde @ainhoa.tres21 pudiera recibir la atención que necesitaba.

A pesar de estar muy sana nació con defecto cardíaco, y pues tanto mis suegros como el pediatra me dijeron que tenía que empezar con la intervención temprana, así que eso hicimos.

Mis papás, mi demás familia, todos ellos siempre nos han apoyado mucho. Nos han dado siempre muestras de su amor hacia Ainhoa, siempre nos hacen ver que lo estamos haciendo bien como padres. Nos expresan su admiración y siempre nos motivan a seguir adelante a seguir echándole ganas y nunca tirar la toalla.”

@ainhoa.tres21 sonriendo

dav

Nos pusimos en marcha y buscando en internet instituciones, encontramos la Fundación John Langdon Down, que resulto estar muy cerca del trabajo de mi esposo.

Agendamos una cita, nos hicieron la entrevista, la revisión médica y económica y días después nos informaron que Ainhoa fue aceptada, ella entro ahí desde los 2 meses y medio.

Estamos muy contentos de que asista ahí, hemos encontrado atención psicológica, médica y sobre todo hemos visto grandes avances en ella. Sus terapeutas son increíbles, sobre todo se le ve feliz ahí, disfruta estando allí junto con sus demás compañeros.

Yo en lo personal también estoy contenta de estar allí, ahí he conocido a personas increíbles haciendo cosas sorprendentes por nuestros niños, muchas historias de vida motivacionales y otras tantas tristes. Entre los padres intercambiamos tips y experiencias.”

 

En abril, le realizaron a @ainhoa.tres21 su primer cateterismo para cerrar su PCA y fue exitoso.

Aún tiene CIA pero estamos ya en pláticas con el cardiólogo para poder cerrar ese defecto también.

Desde aquel procedimiento ella ha recuperado mucho peso y parece que le agregaron baterías extra porque es muy traviesa y no se está quieta para nada.

Ainhoa es definitivamente lo mejor que nos ha pasado en la vida. Siempre lo hemos platicado y creemos que todo lo que nos ha pasado es cuestión del destino. Por ahí dice un dicho: “quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”, definitivamente así es para nosotros.

Teníamos ya un plan y al nacer Ainhoa todo cambio.

Creemos que todo se nos fue dando así por una razón, por ella. Desde el cambio de trabajo de mi esposo que nos hizo irnos a CDMX, que ella naciera horas antes de que él se fuera, hasta encontrar la fundación tan cerca de nuestra casa y trabajo.

Como que todo se fue enlazando y nosotros no teníamos ni idea, es como si ya estuviera escrito así.

El tener una hija como @ainhoa.tres21 nos ha hecho ser personas más comprensivas, más pacientes. Nos hace ver la vida con más positivismo, con más amor. Creo que nos ha hecho mejores personas definitivamente.”

Si bien nosotros como sus padres somos su principal apoyo y fuerza, ella es la nuestra y eso nos complementa y nos hace ser una familia más feliz y unida.

Una experiencia bonita que hemos tenido con ella que nos dejó sorprendidos fue que antes de entrar a su procedimiento de cateterismo ella se acercó a nosotros y nos dio bendición a nosotros y sus abuelos y nos abrazó como diciendo que todo estaría bien.

Ainhoa con sus papás

A papás que van recibiendo el diagnóstico yo les diría que se tomen un minuto y respiren profundo.

El mundo no se ha acabado y no hay nada que temer. Acaban de recibir un hermoso regalo el cual les va a dar muchas satisfacciones, orgullo y desvelos como cualquier otro niño.

En el camino se darán cuenta que no están solos, siempre habrá alguien que los apoye y aliente.

Gracias por su honestidad y compartir su historia

Conoce más sobre @ainhoa.tres21 y su familia

 

 

1 pensamiento sobre “Conoce a @ainhoa.tres21 y a su familia”

  1. Abrazos chicos tienen una hermosa bendición, felicidades por ser unos excelentes padres. Hermosa historia para contar a su familia y amigos. Muchas bendiciones.. Ainhoa se ve feliz siempre sonriente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.