Conoce la historia de @emilia_up y su familia

Somos Fer y Gustavo , mamá y papá de @emilia_up, Eva y Vicente.

Emi, nuestra primer hija, buscada con mucho amor tiene síndrome de Down.

Es una chinita de ojitos de almendra que nos enamora cada día, es super cariñosa, revoltosa y alegre ella vino a nuestras vidas a enseñarnos lo importante y esencial, sin importar la cantidad de cromosomas.

La sospecha de que Emi venía con un cromosoma de más comenzó el día que me realice la translucencia nucal(tn).

Me acuerdo que ese día mientras la doctora nos realizaba la eco nos preguntaba cosas sobre si teníamos más hijos o si era el primero, también nuestra edad entre otras cosas que se dan en una charla natural, pero de repente la doctora nos dejó de hablar y siguió realizando la eco.

eco translucencia nucal síndrome de down
Al terminar nos dice que volvamos a buscar el resultado en unos días porque quería hacer un informe más detallado.

En ese momento empezó mi preocupación no entendía porque necesitaba más tiempo si ella nos decía que estaba todo bien, preguntamos qué era lo que estaba pasando y nos dice que los valores de la tn daban altos.

Salimos del consultorio y en el camino de regreso empecé a llorar sentía una especie de miedo una mezcla de emociones, el papá de mi “Bebo”, muy tranquilo me agarro de la mano y me dijo que todo iba a estar bien que esperemos a ir al obstetra.

Y así fue como hicimos me quede tranquila y espere a mi consulta, tuve la suerte de encontrar un gran obstetra, digo la suerte porque a muchas mamás les toca recibir la noticia de mala manera o de una forma fría sin contención y sin dar muchas explicaciones.

Mi obstetra siempre me dio tranquilidad y me habló de una manera maravillosa, ese día me lo acuerdo como si fuera ayer me dijo: “mamá están esperando una gordita sana, hermosa e inquieta no hay nada de qué preocuparse pero, estoy casi seguro que  tiene síndrome de Down ”

Yo quedé en shock no podía ni hablar

Él mientras nos explicaba las probabilidades y nos contaba sobre el SD, mi cabeza no dejaba de pensar lo único que pregunté fue cómo podría confirmarlo porque no quería quedarme con la duda hasta que naciera, entonces me dice que existe un estudio que te toman una muestra de vellosidades coriónicas (CVS) .

Salimos de consultorio y nos empezamos a hacer un montón de preguntas estábamos confundidos, con miedo, ese día después de horas de hablar con mi marido (que siempre me apoyo en todas la decisiones) decidimos que la íbamos a realizar porque creo que todos los hijos merecen ser recibidos con mucho amor y alegría y yo quería estar lista para ese momento quería recibirla como se merece.

A los dos días me hago el estudio y me confirman que @emilia_up  venía con su cromosoma de más, en ese momento sentía que me estaban confirmado no solo el SD sino también toda la información que había leído en internet sobre patologías del síndrome, mi gran error fue buscar.

papás de @emilia_up argentina síndrome de down
El mundo se me vino abajo porque a mí, porque a nosotros, no podía entender, sentía que se me venía una gran misión y no sabíamos si estábamos preparados.

Me llevo solo unos días entender porque en realidad yo ya la aceptaba desde el día que me entere que estaba embaraza, pero los miedos a veces ganan y hasta el día del parto estuve bastante ansiosa y miedosa.

Durante el embarazo tuve más control de los que se hacen en cualquier otro y cada vez que me tocaba uno iba con mucho miedo a que me digan que podía llegar a tener algo, pero nada de eso pasó tuve un embarazo perfecto, @emilia_up crecía súper sana y eso me tranquilizaba y me hacía sentir mucho mejor.

Fue un 2 de enero de 2017 cuando me levanté con un poco de molestia

Llamé a mi obstetra para avisarle que no me sentía muy bien. Había comenzado con contracciones así que me pidió que fuera que quería controlarme.

Vivimos a 30 km, en el viaje mis contracciones comenzaron a ser más seguidas, llegamos ya me estaban esperando, fue todo muy rápido, llegó a la habitación y rompo bolsa, enseguida me llevaron a sala de partos @emilia_up ya quería salir.

No me olvido mas ese día a las 12.30 nació por parto natural con 3,350 kg a las 39 semanas nuestra tan esperada chinita.

Cuando me la pusieron en mis brazos sentí la felicidad más grande del mundo, ese que muchas veces no se puede explicar con palabras, un momento mágico, un parto perfecto

Cuando me la dieron estaba tan calentita, tan chiquita, esos ojitos rasgados, ella estaba hermosa y para mis ojos perfecta.

@emilia_up recién nacida con síndrome de Down en Argentina

Fue en ese momento donde todos los miedos y el síndrome de down ya no nos importaban ella estaba sana y era lo primero.

Cuando nos llevaron a la habitación no tardamos en presentar y presumir en las redes a nuestra @emilia_up, que llegó al mundo con alegría y amor.

Todos nuestros familiares y amigos la recibieron y aceptaron al igual que nosotros, si de algo estoy agradecida es del amor que le dan en todos lados.

Muchas veces me pongo a pensar en todas las cosas que se me cruzaban en ese momento y me doy cuenta que fui una ignorante en el tema y que la información que muchas veces buscamos está muy desactualizada, al igual que la cantidad de mitos.

Hoy me da “gracia” y le pido perdón a mi hija por haber llorado sin sentido, creo que si la primera noticia me la hubiera dado mi obstetra hubiéramos reaccionado diferentes.

@emilia_up arrancó sus terapias desde muy chiquita, a los diez día de nacida empezamos a visitar a una gran persona, Maite, que nos ayudó muchísimo con la estimulación y nos guía hasta el día de hoy.

Emilia siempre fue muy inquieta no deja nada sin tocar, le encanta explorar todo, a los 2 años y un mes se largó a caminar.

Es muy cariñosa, ama bailar, jugar con arena y con barro jaja algo que no me pone muy contenta, fanática del helado y la música, pero también tiene su carácter sabe muy bien lo que quiere.

En 2018, se convirtió en hermana mayor

Llegaron a completar esta familia sus hermanos mellizos Eva y Vicente, los primeros meses fue una locura jaja Emilia bastante celosa quería toda la atención para ella.

@emilia_up y sus hermanos mellizos

Hoy ya con 3 años y sus hermanos de 2 años son un trio imparable, hacen un buen equipo, se entienden bárbaro, aprenden entre ellos, se complotan, juegan, pelean, bailan, me encanta verlos compartir y que se lleven tan bien; obvio que muchas veces tienen sus diferencias.

@emilia_up llegó para enseñarnos tanto, me enseño a valorar las cosas, cada logro de ella es felicidad absoluta, me llena el alma y me siento orgullosa. Siento que vamos por buen camino, disfruto el día a día de ella, quiero darle todas las herramientas que necesite para lograr todo lo que desee, y que sienta que acá estamos apoyándola en todo.

Si bien ella va a sus terapias desde muy chiquita que son súper importante, que de hecho le encanta ir, también quiero que disfrute de esos momentos que te regala la niñez que comparta con sus amigos, primos y hermanos, que no sienta que la agobiamos con tantas cosas.

Este año había arrancado jardín, se adaptó súper bien, le encantaba ir a compartir, seguía al grupo y se veía muy contenta ahí disfrutaba mucho de ese espacio.

Después con todo lo de la pandemia suspendieron las clases, y esperemos que el año que viene arranque con las mismas ganas y energía.

@emilia_up niña con síndrome de Down en Argentina

Hace poquito le realizamos todos los controles que le hacemos una vez al año y @emilia_up sigue creciendo súper sana.

Hay una frase que leí una vez muy cierta y me encanta compartirla siempre y es:
“Existe un solo hijo perfecto, y es el que cada mamá y papá tiene”.

Gracias por su honestidad y compartir su historia

Conoce más sobre @emilia_up y su familia

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.