Barreras para el desarrollo de las personas con síndrome de Down

Laura Deláno es una joven profesional quien en el penúltimo año de su educación secundaria conoció a una antropóloga que le dijo unas palabras que hasta el día de hoy recuerda bien: “el ámbito cualitativo del mundo es muy importante”. Eso marcó su destino.

Desde entonces es que decidió dedicar su vida a la antropología social. En algún momento dentro su formación profesional y muy inspirada por los textos de Martha Allue, Lau decidió llevar la antropología por el camino de los asuntos de las personas en situación de discapacidad.

¿Qué es la discapacidad?

Laura nos explicó con mucha claridad, como la discapacidad -contrario a lo que todavía muchos creen- no es una cuestión personal que tiene que ver con alguna capacidad o numero especifico de cromosomas.

La discapacidad nos dijo: “nace cuando en una situación especifica se encuentran barreras construidas socioculturalmente con personas que tienen determinadas características personales. Esto significa -por ejemplo- que una persona con síndrome de Down puede tener o no una discapacidad en función de encontrarse con un entorno facilitador o con una barrera limitante.

Las barreras

Lau consideró importante señalar, que para ella son las cuatro principales BARRERAS para el desarrollo de las personas en situación de discapacidad y, en particular también, las personas con síndrome de Down. Desafortunadamente estas barreras se tejen y reproducen en el interior del sistema familiar.

1. Los estigmas

Tiene que ver con lo que ves de tu hijo qué te parece que tiene una connotación negativa y es para ti poco deseable. El “ver” esa característica te hará totalizarla y creer que tu hijo SOLO es “eso”. Totalizando esa característica, no podrás apreciar las otras características que hacen a tu hijo ser cual él VERDADERAMENTE es.

Si tu eres alguien con tendencia a estigmatizar a tu hijo, Laura nos invita, mediante el uso del lenguaje respetuoso y correcto, a recordar que nuestro hijo o hija es una persona que vive con una condición llamada Síndrome de Down y que no es ni un angelito ni un castigo, sino que es tan solo una persona como tu y como yo.

2. La Pasividad

¡Una gran barrera! El que tu como familia sobreprotejas a tu hijo o hija con síndrome de Down, y le impidas hacer por él mismo eso que es capaz de hacer, es una clara barrera limitante que lo convierte en un sujeto pasivo de su propia vida.

Es una situación que podemos revertir conociendo y aplicando un modelo de empoderamiento y derechos.

Laura nos invita a estar alertas y a no caer en la trampa de la pasividad, la sobreprotección y el asistencialismo.

3. La Soledad

Cuando no conocemos a personas en nuestra misma situación, las familias podemos sentir que todo es cuesta arriba. La soledad, es una tremenda creadora de barreras porque nos priva de las oportunidades, conocimiento y afecto que llegan desde lo social.

La soledad se rompe fomentando redes de solidaridad y apoyo, a nosotros desde @downsinmitos nos queda claro ¿cierto?

4. La Caridad 

Muchos piensan que pedir ayuda nos quita dignidad y que darla nos sublima. Laura considera que esta idea que separa a los que necesitan de los que pueden dar es una distancia simbólica muy nociva que puede dar la falsa idea de que el que da es distinto de quien recibe.

“Todas las personas necesitamos unas de otras. Todas las familias de alguna persona con síndrome de Down tenemos algo que aprender y algo que enseñar” menciona Laura.

Esa conciencia mamífera nos hará alejarnos de la caridad y encontrar en la interdependencia humanidad.


La cuenta en instagram de Laura, está llena de contenido valioso e interesante. Te invitamos a visitarla para seguir aprendiendo y creciendo con ella. @antropolau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.