La lucha de Carmen por la igualdad en Costa Rica

Carmen Morales es un ejemplo de superación y  una de las personas que ha derribado  estereotipos y barreras,  una persona que ha luchado la búsqueda de la igualdad para las personas con síndrome de Down en Costa Rica al ser la primera persona en lograr jubilarse a sus 54 años, bajo la nueva modalidad de jubilación que considera a sectores de la población que enfrentan un envejecimiento prematuro,  como es el caso de las personas con Síndrome de Down.

 

A sus 54 años  y todavía con muchos sueños por delante

La familia de Carmen  la alentó para establecerse nuevas metas.

Entre sus deseos esta el conocer muchos países, aprender a tocar la orgoneta, teatro, conocer a los jugadores del equipo de fútbol Saprissa de Costa Rica y escribir un libro de su vida.

Su familia, quien siempre la ha acompañado en cada etapa de su vida, pronto contó con el apoyo del escritor Luis Salazar para que iniciarán a recopilar los acontecimientos  más importantes de su vida para plasmarlas en el libro “Te vas a  acordar de mi”.

En su libro, nos cuentan a lo largo de cuatro capítulos sobre sus primeros años, el acompañamiento familiar, su vida académica y deportiva , la etapa laboral y su lucha para lograr pensionarse.

Sobre su jubilación

Ella trabajó por 20 años en el área de mensajería y archivo en el periódico la Nación en su país.

Sus compañeros comenzaron a ver en los últimos años que ya no podía hacer grandes recorridos por la empresa, varias veces se había desmayado y tenía dolor en las articulaciones,  además de una cirugía de cadera y una de cataratas.

Estos son rasgos de una persona adulta mayor de 60 años, pero en el caso de las personas con síndrome de Down suelen  manifestarse de 15 o 20 años antes, siendo un envejecimiento precoz.

 

En el 2011 Carmen  solicitó pensión por invalidez sin éxito y años después lo realizó por vejez, pero no fue un proceso fácil.

El asunto fue llevado a los más altos niveles de jurisdicción en el gobierno, incluso pasando el tema por un respaldo de un profesional en genética.

Hasta que llegó como una solicitud para reformar el Reglamento de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja para incluir a grupos específicos con una pensión anticipada.  

En el 2017, la reforma fue aprobada, y es como Carmen logró pensionarse para vivir el resto de su vejez con calidad de vida como todas las demás personas.

Este derecho se debe exigir en cada uno de los países para asegurar una vejez digna para las personas con condiciones de vida comprometidas.


Les compartimos la ponencia que tuvo en el Congreso Centroamericano de Síndrome de Down en el 2016, nos presume haber comprado su propia casa y el estar luchando por lograr pensionarse para continuar viviendo una vida plena.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.