Cardiopatías congénitas en el síndrome de Down

  • Salud

Hoy hablaremos de uno de los puntos más importantes en la guía médica, y se trata de las cardiopatías congénitas.

Algunos estudios estiman que el 50% de las personas con síndrome de Down, nacen con alguna complicación cardiaca, algunas de ellas detectadas desde el útero, e importante recalcar que estas afecciones son las causantes de la principal mortalidad en los primeros 2 años de vida, de ahí la importancia de realizar estudios de detección al nacimiento.  

¿Cuáles son las principales cardiopatías congénitas presentes en las personas con síndrome de Down?

Comunicación interventricular es la cardiopatía congénita más frecuente, caracterizada por el cierre incompleto del tabique interventricular — la pared que divide los dos ventrículos del corazón— lo que permite la comunicación libre entre ambos ventrículos

 

En segundo lugar, se encuentra la Comunicación Interauricular, esta cardiopatía de origen congénito acianógena , es decir que la enfermedad de ese paciente no provoca una disminución de la cantidad de oxígeno en la sangre arterial.

Consistente en una deficiencia del septum o tabique que separa las cavidades del corazón denominadas aurículas y que resulta en una libre comunicación entre el lado derecho e izquierdo de las aurículas

Y por último pero no menos importante, Ductus Arterioso o conducto arterioso de Botalli es un conducto situado en la parte inferior del arco de la aorta, comunicando con la arteria pulmonar, y que se encuentra presente en el ser humano durante la etapa fetal (es por esta razón que no es detectable en el embarazo) y durante un breve período después del nacimiento; en algunos de nuestros hijos no es posible que cierre naturalmente y tienen que intervenir los médicos. 

Estas cardiopatías tienen diferentes presentaciones clínicas y evolución.

Los síntomas o signos de estas pueden estar ausentes en los primeros días, lo que conduce a un diagnóstico tardío. Esto puede ser determinante en el desarrollo de complicaciones como insuficiencia cardiaca, neumonía, arritmias cardiacas o hipertensión pulmonar.

Su tratamiento varía desde la resolución espontánea y la medicación, hasta una o más cirugías cardiacas.

La detección de estas cardiopatías se realiza mediante una ecocardiografía, y en las personas con síndrome de Down, es importante que se realice al nacimiento o las primeras semanas de vida.

En caso de presentar cambios en la coloración, falta de aire al alimentarse, es necesario acudir de emergencia al médico.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.