Infecciones en las personas con Síndrome de Down

Desde hace unos meses que nos encontramos en una Pandemia, y eso nos ha llevado mucho a leer sobre la probabilidad de las infecciones en las personas con Síndrome de Down

Lo más común en este momento es presentar una infección respiratoria, sin embargo, no es la única infección a la que “podrían” ser propensos, ya que por sus características físicas pueden hacerse acreedores a otras tantas.

Hoy, te mencionamos algunas. 

INFECCIONES RESPIRATORIAS 

Los problemas respiratorios son causa importante de morbilidad y mortalidad en los niños con síndrome de Down.

Por eso se les dedica creciente atención y son objeto de revisiones frecuentes que aparecen en distintas revistas médicas, tanto de carácter general como especializado.

Aparecen a cualquier edad, pero sin duda son mucho más frecuentes durante los primeros años. 

Existen investigaciones que indican que los niños menores de 24 meses con síndrome de Down presentan un mayor riesgo de infección respiratoria aguda, principalmente causada por el virus respiratorio sincitial (VRS), que los niños con un desarrollo típico. 

Las causas son diversas. Existen problemas relacionados con:

  • la estructura de las vías respiratorias, tanto superiores como inferiores, así como la del propio parénquima pulmonar (tejido de los pulmones);
  • trastornos respiratorios relacionados con el sueño;
  • sibilancias;
  • complicaciones de las cardiopatías congénitas;
  • problemas de la circulación pulmonar (hipertensión);
  • problemas estructurales y funcionales (deglución, reflujo gastroesofágico) del tubo digestivo;
  • la hipotonía y la obesidad.

Se recomienda vacunación contra influenza anual, vacuna antineumocócica polisacárida a niños con enfermedad cardíaca o pulmonar crónica desde los 2 años, una vigilancia aumentada de síntomas y signos de Infecciones Respiratorias Agudas.

(Importante validar la información con sus médicos de cabecera, ya que el sistema de vacunación puede variar en cada país).

INFECCIÓN DE OÍDO

Otra infección recurrente en las personas con Síndrome de Down es la de los oídos, por eso la recomendación en la guía médica, para revisión con el Otorrinolaringólogo, para verificar la membrana timpánica. 

La otitis media seromucosa (OMSM) es una afección inflamatoria del oído medio que cursa con derrame y acumulación de líquido seromucoso en esa cavidad.

La acumulación de líquido obstaculiza el movimiento y vibración de la cadena de huesecillos del oído medio, perturbando de ese modo la transmisión del sonido, lo que ocasiona una reducción de la calidad auditiva o hipoacusia

En los niños con síndrome de Down son característicamente más frecuentes y persistentes las infecciones de garganta, nariz yoídos, debido al menor poder inmunitario.

Por otra parte, las trompas de Eustaquio pueden tener un menor diámetro y ser menos dinámicas, lo que dificulta el drenaje de la secreción.

*la pérdida de audición agrava más todavía las dificultades de aprendizaje del habla; 
*la pérdida de audición, en un régimen de escolarización ordinaria como ahora se ha generalizado, hará más difícil al niño seguir las instrucciones que el maestro da a toda la clase con un tono de voz de grado medio.

En todos los menores de 24 años, las visitas al médico suelen ser mas recurrentes, pero como lo hemos analizado hoy, nuestros hijos tienen una probabilidad mayor, es por eso que recomendamos llevar sus controles médicos al día, así como la vacunación. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.