Comunicación bimodal

La Comunicación Bimodal o la Comunicación Total, es la asociación de la comunicación por medio de dos modalidades : señas/gestos y hablada.

Este término fue introducido en 1978 y al día de hoy sigue siendo un tema de controversia al pensar en usarlo en personas con síndrome de Down.

En la Comunicación Bimodal se anima a las personas a utilizar el lenguaje oral y otros medios (las señas, los gestos, las imágenes, la escritura) para comunicar lo más plenamente posible lo que piensan y comprender lo que los demás comunican. 

La mayoría de las personas con síndrome de Down se comunican desde el nacimiento a través del llanto, la mirada y gestos. Quieren comunicarse y aprenden que el llanto y el balbuceo puede darles ayuda, juego y atención. 

Muchos niños con síndrome de Down comprenden la relación entre una palabra y un concepto a los 10-12 meses de edad, sin embargo, muchos no tendrán las suficientes habilidades desarrolladas para poder hablar, por eso es importante proporcionar otro sistema para que el niño pueda comunicarse y aprender el idioma antes de poder hablar, tal como lo son las señas y gestos.

¿Por qué utilizar Comunicación Bimodal desde bebés con síndrome de Down?

Aunque no existen muchas investigaciones sobre el uso de la Comunicación Bimodal en niños con síndrome de Down, varios informes, junto con muchas observaciones clínicas, brindan un apoyo inicial para esta intervención.

Entre los beneficios que podemos encontrar:

  • Mejora la comunicación.
  • Cierra la brecha entre el lenguaje expresivo y el lenguaje receptivo.
  • Disminuye gradualmente a medida que se desarrollan las habilidades del habla.
  • Elimina la frustración 

Comunicación Bimodal en niños con síndrome de Down

MITO: Mi hijo no es sordo ¿Por qué utilizar señas?

Para muchas personas con síndrome de Down expresar lo que quieren les es difícil, debido a la planificación motora necesaria para hablar, mientras que usar las manos y hacer señas puede ser más sencillo.

Recordemos que el aprendizaje Auditivo en las personas con síndrome de Down tiende a verse afectado, además de que las personas con esta condición pueden presentar cierta pérdida auditiva debido a las infecciones de oído recurrentes, por lo que además de escuchar la información, pudieran verla , por medio de señas esto seria de beneficio.

MITO: Me dijeron que mi hija no hablará si aprende señas

No hay evidencia de que este uso de señas interfiera con el desarrollo del habla.

De hecho, hay muchos informes de niños que siguen una progresión de señas, luego señas y hablan una palabra y, finalmente, solo hablan.

Recordemos que estamos hablando de Comunicación Bimodal, el mensaje se expresa en dos modalidades simultáneamente, el habla junto a señas.

El uso de señas proporcionará los medios para que el niño pueda comunicar un mensaje en un momento en el que aún no tiene la coordinación motora oral necesaria para decir una palabra.

Si esperamos  a que esa coordinación este “lista” nos habremos perdido muchos momentos para intercambiar conversaciones.

Les enseñaremos señas como una intervención de transición, no es que sea una alternativa al lenguaje oral sino presentando ambos al mismo tiempo y guiando al niño hacia una comunicación efectiva.

¿Cuándo y cómo iniciar con Comunicación Bimodal?

Empecemos con ellos desde bebés, muy probablemente durante un tiempo no obtendrán respuesta, pero ¡no te desanimes! Es muy probable que tu bebé con síndrome de Down  comprenda las señas mucho antes de que tenga las habilidades motoras finas para imitarlos.

Puedes ayudar a desarrollar esas habilidades motoras y alentarla a hacer señas a través del modelo.

Enseñarle señas a tu bebé a través del modelado implica darle forma a las manos de tu pequeño para ayudarlo a hacer la señal mientras repites el significado de la señal y ofreces un contexto como darle un biberón de leche después de ayudar al bebé a abrir y cerrar un puño (el signo de la leche ).

Enseña señas siempre en contexto, siempre acompañada del habla, así tu hijo/a aprenderá que el signo y la palabra van juntos.

Por lo tanto será muy natural, trabajar con la seña para comer durante la hora de la comida y la seña para el pañal durante un cambio de pañal.

Recuerda que aprender y enseñar deben ser divertidos.

Jugar es el método de aprendizaje más constructivo de tu bebé.

Si a tu hijo/a no le interesan las señas en la hora del cuento, pero le encanta chapotear, practique las señas en la bañera.

Puedes usar ayudas visuales como tarjetas de señas para bebés y solicite la ayuda de familiares y amigos para reforzarlas.

Les dejamos este video con algunas de las señas principales para todo bebé 

Effects of a Naturalistic Sign Intervention on Expressive Language of Toddlers with Down syndrome

Signal and Lexical Development in Children with Down syndrome

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.