Conoce la historia de Jazmín de Argentina

Desde que nos conocimos con Damián siempre pensamos en tener hijos, pero sobre todo fantaseamos (más yo que él) con tener una nena.

Pasados unos 4 años juntos, nos casamos y pusimos en marcha el plan de crecer como familia. En el 2015 quedé embarazada y llegó Benjamín, un año y 9 meses más tarde, en 2017 llegó Tomás, la nena seguía estando pendiente…

Luego de mucho pensarlo y hablarlo, entrando en el 2020 decidimos que nos arriesgaríamos una vez más, pero esta vez encaramos una búsqueda planificada con un método de alimentación y control del moco cervical para predisponer el cuerpo a unir los gametos XX que necesitábamos para lograr la el embarazo de una nena.

Quedé embarazada rápidamente

5 meses de aplicación del método antes mencionado e intentamos, quedé embarazada rápidamente.

Ansiosos esperamos la NT plus, todos los parámetros dieron bien, allí nos dijeron que parecía que lo habíamos logrado, pero lo confirmamos en la eco de la semana 16. Saltábamos de felicidad.
Sueño cumplido Jazmín Emma estaba en camino.

Cuando fuimos a realizar el Scan Fetal, nos informan que había una manchita en el corazón y era recomendable hacer un Ecocardio Fetal para quedarnos tranquilos.

El cardiólogo me informó que Jaz tenía Tetralogía de Fallot y debería ser operada dentro de los 6 primeros meses de nacida.

Yo había entrado sola al consultorio por la pandemia, pero pedí que mi marido me acompañara, dadas las circunstancias lo permitieron. También en ese mismo momento me recomendaron ver un genetista, ya que esta cardiopatía, a veces, viene acompañada de algún síndrome.

Ese mismo día, devastados y sin entender nada fuimos a ver a la genetista, ella nos recomendó realizar una punción para poder saber si Jazmín tenía algún síndrome asociado.

Me punzaron 3 días después y, luego de una demora mayor a la esperada (otra vez la pandemia) nos comunicaron positivo para trisomía 21. Lloramos y temimos por ella, por sus hermanos, por su futuro.

La pediatra de mis otros hijos nos recomendó una terapista

Para que vayamos enfrentando el proceso, tomamos su consejo y además nos contactamos con asociaciones y también con nuestro psicólogo familiar.

Durante los dos meses que nos quedaban de gestación trabajamos nuestros miedos, el sentimiento de culpa por tener sentimientos negativos a partir del diagnóstico de Jazmín, todo esto nos hizo la diferencia y aunque con sentimientos encontrados todavía, nos propusimos darle a nuestra hija el recibimiento que se merecía el día de su nacimiento.

De a poquito y muy lentamente comenzamos a cambiar el chip y sentir otra vez que esa beba tan esperada estaba en camino.

En la semana 37 Jazmín comenzó a detener su crecimiento intrauterino,  por el cual junto con nuestro equipo médico, decidimos que era momento de programar la cesárea.

Nuestra beba nació en la semana 37, 6 con 2,500 kg. el 29 de octubre, dos días después de mi cumpleaños.

Si algo nos faltaba para terminar de convencernos, se esfumó al verla, salió llorando a los gritos y enamoró a todo el equipo médico con su mechón colorado.

Jazmín

A los 3 días me dieron el alta

Jaz quedó en Neonatología 9 días más, fue muy duro para nosotros tener que dejarla en la clínica mientras nos volvíamos a casa con sus hermanos.

En ese tiempo en Neo controlaron como se acostumbraba Jazmín al ambiente por su cardiopatía y como lo hizo muy bien y no necesito de asistencia para respirar, le dieron el alta médica y nos fuimos a casa.

Nuestro equipo médico nos había dicho que lo mejor para nuestra beba sería operarla a los 6 meses, pero a poco de cumplir un mes Jazmín comenzó a tener crisis de cianosis, en una de esas crisis nuestra beba no logró salir sin asistencia, así que llamamos a emergencia y nos llevaron a la clínica.

Allí estuvo internada una semana e intentaron con medicación controlar las crisis pero no fue posible.

Fueron días muy angustiantes hasta que decidieron finalmente que lo mejor para ella era operar rápidamente.

Jazmín fue intervenida el 8 de diciembre, la cirugía duró 5 horas y 6 días después estaba como si nada le hubiera pasado y nuevamente recibimos el alta para poder volver a casa.

Todavía les debemos un enorme abrazo a los y las enfermeros y a todo el equipo médico de la clínica que con tanto afecto y predisposición nos atendieron.

Desde ese momento hasta hoy todo fue ganancia

Jazmín nos roba sonrisas, miradas enamoradas y nos tiene el pecho inflado de orgullo a sus padres, a sus hermanos y a toda la familia sea de sangre o elegida.

Jazmín con su familia

Nosotros continuamos con nuestras terapias para seguir trabajando y darle nuestra mejor versión a nuestros hijos.

Mientras tanto Jazmín y su estimuladora trabajan para lograr sus hitos con el método del movimiento libre y cada día nos demuestra su fortaleza alcanzando los objetivos que nos vamos proponiendo, con paciencia y acompañándola con amor.

Jazmín hoy tiene 6 meses y nosotros podemos decir con seguridad que sonreímos y disfrutamos de nuestra niña, esa que tanto habíamos soñado.

Gracias por su honestidad y compartir su historia

Conoce más sobre Jazmin en la cuenta @elylobos 

 

 

1 pensamiento sobre “Conoce la historia de Jazmín de Argentina”

  1. Hermosa e iluminadora la llegada de Jazmín!! Un orgullo ser su padrino y feliz de poder ser testigo de su crecimiento en esa familia llena de amor y dedicación. Una emoción ver a Eli y Damián llevar adelante su familia de forma tan amorosa. Los quiero!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.