Equinoterapia en personas con síndrome de Down

La equinoterapia es una actividad asistida por caballos que tiene como objetivo contribuir positivamente al bienestar cognitivo, físico, emocional y social de las personas con síndrome de Down, entre otros.

La equinoterapia proporciona beneficios en las áreas de salud, educación, deporte y recreación y ocio.

En todo el mundo, hay miles de personas que experimentan los gratificantes beneficios de montar a caballo y una discapacidad no tiene por qué limitar a una persona a montar a caballo,  de hecho, experimentar el movimiento de un caballo puede resultar muy terapéutico.

¿Qué hay que revisar antes de inscribir a tu hijo en equinoterapia?

Las personas con síndrome de Down pueden tener algo que se llama inestabilidad atlantoaxial (AAI).

Esta es una condición en la que las dos primeras vértebras de la columna, el atlas y el eje (C-1 y C-2), están débilmente conectados por los ligamentos correspondientes que deben mantener unidas las vértebras.

Un menor de 3 años, es imposible saber si el AAI está  presente, una vez pasada esta edad, esta área de la columna se ha convertido en hueso completamente formado y la radiografía es confiable.

¿Qué es la equinoterapia?

Es la actividad desarrollada por entrenadores donde se enseña a montar al caballo con adecuaciones individualizadas si son necesarias.

La equinoterapia no es un aprendizaje de la equitación, es una terapia desarrollada con diversos ejercicios para mejorar los aspectos físicos, psicológicos, educativos y sociales.

Beneficios psicológicos

  • Se logra un diálogo no verbal, por la confianza con el caballo, esto ayuda en las relaciones sociales.
  • Favorece la percepción espacio-temporal. Esta es la capacidad de seleccionar y analizar información para tomar decisiones en cuanto al cálculo del espacio y tiempo.
  • Ayuda en la conducta y en los ajustes emocionales.
  • Ayuda a los niños con dificultades sensoriales.

Beneficios físicos

  • Mejora el sistema circulatorio.
  • Favorece el funcionamiento del aparato respiratorio.
  • Favorece la digestión.

Otros beneficios

  • Ayuda a dominar el movimiento corporal.
  • Mejora la memoria, atención, concentración y creatividad.
  • Permite a los niños conocerse mejor ellos mismos, afrontar miedos y a relacionarse con los demás.


Cuéntanos si tu hijo o hija con síndrome de Down ha tomado equinoterapia y cual ha sido su experiencia.

Etiquetas:

2 pensamientos sobre “Equinoterapia en personas con síndrome de Down”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.