síndrome de Down y Autismo

Durante muchos años se creyó que una persona con síndrome de Down no podía tener Autismo, y que cuando presentaba características similares era debido a que la discapacidad intelectual era severa.

Ahora se sabe que entre el 5-10% de las personas con Trisomía 21 también tienen Autismo, este porcentaje es mayor que el de una persona sin esta condición.

Aunque hay conductas que se ven desde temprana edad, el promedio en edad de que una persona con síndrome de Down es diagnosticada con Autismo es hasta los 14 años, lo cual trae diferente problemas y desventajas.

¿Qué es Autismo?

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo, que ya se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital. (autisme.com)

Hay tres áreas que se ven mayormente afectadas en las personas que presentan TEA:

  • Habilidades sociales
  • Comunicación
  • Conducta

¿Cómo es el Síndrome de Down + Autismo?

El Dr. George Capone es quien más ha estudiado el SD + Autismo y dice que hay dos grupos que presentan síntomas de diferente manera 

Grupo 1 


Tienen conductas atípicas a temprana edad:  

  • Conductas motoras repetitivas  (dedos en la boca, aleteo)
  • Mirada fija a luces, ventiladores o mano
  • Rechazo extremo por alimentos
  • Da la apariencia de que el niño no escucha
  • Lenguaje repetitivo o ausente
  • Puede haber otros cuadros clínicos (convulsiones, nistagmus, deglución disfuncional, hipotonía severa o retraso en las destrezas motoras

Si tu hijo con síndrome de Down es pequeño, es posible que observes una o varias conductas mencionadas. 

Esto no significa que tu hijo tiene o progresará hasta tener un Trastorno del Espectro Autista, sino que se le debe controlar de cerca y llevar terapias que le ayuden en estas áreas.

síndrome de Down y Autismo

Grupo 2 


Tiene alrededor de 3-7 años y suele presentar perdidas de habilidades acompañados por irritabilidad excesiva, ansiedad y aparición de conductas repetitivas

  • Respuesta inusual a las sensaciones, especialmente al sonido, luz y tacto
  • Rechazo de los alimentos, tiene texturas y sabores preferidos
  • Juegos inusuales con juguetes u otros objetos.
  • Dificultad con el cambio de rutina o en el entorno familiar
  • Poca comunicación o comunicación sin sentido
  • Conductas disruptivas (agresión, berrinches en forma de crisis o desobediencia extrema)
  • Hiperactividad, corto lapso de atención e impulsividad
  • Conducta autodestructivas (cortes en la piel, golpes en la cabeza, hematomas en los ojos o mordidas)
  • Alteraciones del sueño
  • Antecedentes de regresión en el desarrollo (principalmente pierde habilidades sociales y de lenguaje)

Algunos de estos síntomas pueden ser observados en otros trastornos o pueden ser el reflejo de algún problema médico, es importante obtener un historial clínico y exámenes físicos integrales. 

Para que quede más claro las diferencias entre un niño con síndrome de Down y un niño con diagnóstico dual hemos traducido parte de este video del DSRF Canada

 

¿Quién puede diagnosticar?

Si con esta información, sospechas que tu hijo pudiera tener también Autismo, comparte tus preocupaciones con el equipo profesional de tu hijo, pediatra, terapeutas o psicólogo infantil, y busca una evaluación formal.

Tener un diagnóstico:

  • Les dará acceso a diferentes servicios 
  • Tendrás un mejor entendimiento de tu hijo
  • Podrás ver si hay diferentes estrategias que puedan utilizar
  • Mejor seguimiento médico a diferentes cuestiones de salud

 

¿Qué terapias o estrategias pueden servir para un niño con diagnóstico dual?

Recordar que no hay UN camino, cada tratamiento o intervención debe estar diseñado en específico para el individuo

  • Llevar agendas y rutinas, les da comfort y les ayuda a regularse
  • Sistemas de trabajo, antes de una tarea darles claras expectativas visuales de lo que van a hacer, que tanto tienen que hacer, cuando se debe de terminar y que es lo que sigue
  • Usa visuales, el procesamiento visual en las personas con síndrome de Down y Autismo es una de las fortalezas que tienden a tener, por lo que usar imágenes, objetos, lenguaje de señas, palabras escritas, para comunicar es buena estrategia para que entiendan mejor y puedan comunicar mejor.
  • Terapia Sensorial
  • Terapia ABA
  • TEACCH
  • Terapia asistida con animales o incluso perros de compañía

¿Tu hijo con síndrome de Down tiene también Autismo? Cuéntanos en los comentarios que estrategias han utilizado que les han servido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.