Inestabilidad Atlantoaxial

  • Salud

 

Los niños y niñas con Síndrome de Down, tienen mayor riesgo de desarrollar compresión de la médula espinal, conocida como inestabilidad atlantoaxoidea¿Pero qué significa eso?

Inestabilidad atlantoaxoidea

Como ya lo vimos hace unas semanas, una de las características del SD, es que pueden nacer con bajo tono muscular, llamada  Hipotonía  , y si le sumamos ligamentos sueltos (flojos) y cambios óseos, la médula espinal puede ser presionada por los huesos y causar daño neurológico (nervios).

Los síntomas de las lesiones nerviosas pueden ocurrir en cualquier momento y no existe ningún examen ni radiografía que puedan decirnos quiénes corren riesgo.

Ahora, hablando en términos médicos, algunos datos más completos.

Aproximadamente el 15% de las personas con síndrome de Down presentan laxitud de la articulación que junta las dos primeras vértebras de la columna cervical, el atlas y el axis (o C1-C2).

Esta laxitud se define cuando la distancia entre el borde posterior del arco anterior del atlas y la cara anterior de la apófisis odontoides del axis es mayor de 4,5-5 mm en una radiografía lateral de la columna cervical tomada en posición de flexión, posición neutra y posición de extensión.

Parece un trabalenguas, pero a esto es a lo que se ha llamado inestabilidad atloaxoidea.

En la mayor parte de los casos cursa de manera asintomática. Sin embargo, sólo en el 2% de las personas que la presentan van a desarrollar la consecuencia grave: la compresión de la médula espinal.

¿Cómo lo detectamos en casa?

Aunque para la detección es importante recurrir al especialista, nosotros que conocemos a nuestros hijas e hijos podemos darnos cuenta si:

  • sufren cambios en la forma como caminan
  • inclinan la cabeza y si se quejan de dolor en el cuello
  • sufren cambios en el funcionamiento intestinal o vesical (vejiga)
  • cambios en general del funcionamiento (organismo)
  • o cualquier aparición de una nueva debilidad

Estos son algunos de los síntomas que pueden indicar compresión en la médula espinal, y tendrán que recurrir al médico de inmediato. 

Los médicos deben ser sensibles y estar alertas ante cualquier síntoma que pueda anunciar la manifestación de compresión de la médula, y referir de inmediato a la exploración mediante resonancia magnética y a una consulta neuroquirúrgica.

La mayoría de los casos de AAI asintomática se producen a través de exámenes de rayos X. Todos los niños con síndrome de Down deben someterse a una prueba de detección de AAI a la edad de 3 años.

El diagnóstico deIAA sintomática generalmente se realiza a través del examen neurológico (el examen físico que examina cómo funcionan los nervios) y / o mediante una radiografía.

Es importante, para aquellas familias que opten por la Equinoterapia “Se necesitan radiografías específicas para descartar esta inestabilidad antes de que se permita la conducción.

De hecho, no se recomienda ni siquiera subirlos a una bicicleta ni tumbling (cama elástica) sin antes haberla descartado. 

Esta condición puede ocurrir en adultos con Síndrome de Down a pesar de que las radiografías anteriores durante o después de la infancia pueden haberse interpretado como negativas.”

Esto parece ser todo un caso, pero al menos con los datos de alarma podemos estar más al pendiente de nuestros hijas e hijos. 

TRATAMIENTO DE LA INESTABILIDAD ATLANTOAXIAL EN EL SÍNDROME DE DOWN

Asintomático  no requiere ningún tratamiento. En la mayoría de los casos, a los padres simplemente se les aconseja qué síntomas debe observar en la persona con Inestabilidad.

Si una persona muestra signos de compresión de la médula espinal, el tratamiento está indicado. El objetivo del tratamiento de la AAI sintomática es proteger la médula espinal, estabilizar la columna vertebral o las vértebras y descomprimir cualquier nervio atrapado.

Dependiendo de la extensión del problema, la estabilización de la médula espinal se puede lograr mediante el uso de un collarín suave, la tracción del cabestro con analgésicos y relajantes musculares y posiblemente con cirugía

 

2 pensamientos sobre “Inestabilidad Atlantoaxial”

  1. Deisy Mariana Tarazona Parada

    Agradezco la información suministrada en esta página, tengo una bebé de 02 Meses con Síndrome Down y toda la información suministrada ha reforzado mis conocimientos sobre el Síndrome Down.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.