Conoce a @isidora_peralta_moraga

Nicole y Jorge papás de @isidora_peraltamoraga muestran a través de su Instagram que Isidora es mucho más que unos lindos ojos. 

“Isidora nos enseña día a día, ella llena de felicidad y amor nuestros corazones”


@isidora_peraltamoraga nació por cesárea, nos habíamos hecho todos los exámenes de rigor y todo iba perfecto, pero ya venía con la cara pegada a la pelvis. El doctor nos dijo que iba a nacer hinchada y con carita aplanada.

En el momento del parto el doctor dijo “uy tu bebita viene con la carita muy plana, parece que chocó con un camión”. Yo no le di mayor importancia ya que sabíamos que iba a venir hinchadita más de lo normal.

La vi, le di besos y se la llevaron, con ella se fue la matrona y su papá. Luego vino la pediatra a decirme que todo andaba bien con @isidora_peraltamoraga, pero se acerca a los doctores y les dice: “todo está bien, pero no debemos descartar”… Ya no escuché más, volvió conmigo y me dijo tu bebé está perfecta.

Pasaron 5 horas y yo salí del post operatorio, llegué a mi pieza y la verdad con la anestesia y todo no me acordaba de cómo era Isi. Le dije a mi pareja “¡quiero ver fotos, muéstramela!”.

En ese momento estaba mi mamá y mi pareja juntos en la pieza, él me mostró fotos y yo inmediatamente le dije “ella tiene síndrome de Down. Anda a buscar a la pediatra quiero hablar con ella”.

La doctora se demoró 1 hora en ir a la pieza, le vi la cara y dije: “Isi tiene síndrome de Down”

Nos dijo: “bueno …  yo no quería venir tan pronto, el protocolo indica 24 hrs, pero si …  tiene algunos rasgos y otros que le faltan del SD”.

Yo quedé sin palabras, mi pareja en shock y mi mamá me dio un beso y dijo “necesito salir te amo”.

El papá de Jorge nos dijo muchas palabras que de verdad no recuerdo con exactitud, pero en el fondo que Isidora estaba viva y sana, que no sabíamos la inmensa alegría que ella traía la familia y que teníamos todo el apoyo del mundo. Que era una bebé amada desde el primer día que nos enteramos que estaba embarazada.

Y eso la verdad nos levantó del piso al cielo. A mi parecer las palabras son super importantes en esos momentos, más lo son con ese tremendo amor con el que vi que lo expresaba, fueron perfectas. Eso nos dio el empuje para el siguiente paso.

 

Isidora con sus papás

 

 

La verdad supe que era síndrome de Down cuando vi en sus ojos, eran muy almendrados y sabía que esa carita plana no era sólo por el hecho de venir en mala posición.

Veía una que otra vez en la calle algún adolescente o adulto con SD, pero la verdad no prestaba mayor atención. Hasta que Isi nació, por todos lados andaban, yo pensaba “¿y de donde salen tantos chinis?” pero me di cuenta que sólo es uno que no quiere ver.

Al procesar el diagnóstico pensé “¿que hará ella sin mí?” eso fue lo primero que pensé. Se me vinieron a la mente los adultos que vi alguna vez en la calle.

Mi pareja todo momento callado, esa noche él se encargó de comunicarle a la familia. Lo que menos quería era que me dijeran “pucha pobrecita”. Y la verdad jamás escuché esa palabras.

Me puse super matea con el tema. Los ratos que me quedaba sola investigaba donde estaban los mejores doctores, a donde podríamos llevarla para estimulación.

El día antes de salir del hospital nuestra matrona nos dijo que ella conocía una colega con una hija con SD y si queríamos recibir la visita de ella “Si” respondimos los dos de inmediato. Llegó Isabel a hablarnos de Pauli , su hija adolescente, ya ahora tendrá 20 años.

Y vi otras cuentas en Instagram de bebés con SD y dije “ya, alto a las lágrimas. Aquí hay que estar fuerte porque ella necesitará toda nuestra energía”.

 

Nos preocupaban todos los exámenes que se le tenían que hacer a @isidora_peraltamoraga, ya que leyendo uno se entera de las patologías que vienen asociadas al síndrome de Down.

De hecho no hicimos un grupo en WhatsApp para nuestras familias, cada especialista que veíamos y que nos indicaba que todo iba bien, se le informa a todos por ese chat . Aún tenemos el grupo y enviamos cada logro de Isi, fotos, Videos, etc.

 

Lo primero que hicimos para conocer más del síndrome de Down fue buscar otras familias. En el camino hemos conocido muchas familias, lo mismo que hizo Isabel con nosotros, he tratado de replicarlo en otras. Incluso el Instagram de @isidora_peraltamoraga nos sirve de mucho, para seguir conociendo a más chinitos.

En el sur (puerto Montt) de Chile, donde vivimos, no hay un grupo de apoyo que ayude a procesar toda la noticia. Me he puesto esa meta, y junto a otras familias de a poco lo vamos logrando, incluyendo a cada vez más, y dando conocer a nuestros hijos. La frase es repetitiva, pero todo se puede, un poco más lento, pero se puede.

En mi entorno que yo sepa, nadie conocía mucho del síndrome de Down, ni familia, ni amigos. Pensé “¿por qué no contar la historia de mi hija?” y que vean que aparte de esos ojitos bellos, es igual que cualquier bebé de su edad.

¿Ya se están preparando para iniciar en escuela?

Me asusta un poco el hecho de entrar a un colegio con miles de alumnos, pero en su corta vida es la niña más sociable que hay, con un carácter único. Aún así siento ese susto de cómo se portaran los demás compañeros con ella. Quizás cuando llegue a esa etapa pensaré más en el tema. Por el momento ella asiste a su jardín regular como cualquier niño de su edad.

Isidora en una marcha

 

¿Ha habido algún mal momento, un momento difícil que han tenido que sobrellevar?

Hasta el momento no, todo se nos ha dado de buena manera, quizás es por nuestro mismo ambiente, nos han tocado personas muy buenas en el camino. Y destaco a Sandra mamá de Cata @dulces_chinita. Ella ha sido de gran ayuda en darme consejos y tips para el futuro.

Si hay alguien que leyó nuestra historia, ya sea los alrededores de nuestra ciudad en puerto Montt,y no tiene alguna red de apoyo, mándanos un mensaje y felices haremos lo posible por contactarlos.


Gracias por su honestidad y compartir su historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.